viernes, 24 de julio de 2009

Los versos más tristes de Pablo Neruda

2 comentarios:

MiánRos dijo...

Qué decir ante tanta hermosura poética, Emcharos.
Simplemente dejo que el Silencio hable, y me cuide (centinela de mi calma), mientras mi corazón se recupera de la sacudida que ha recibido. Sorbo otro poco de café saboreando ambos placeres que se filtran dentro de mí, pero sé perfectamente cual ha estremecido mi piel y mi alma. Y me siento bien, y doy gracias por ello, ya que la Felicidad tropieza conmigo en los pasillos de las pequeñas cosas. No obstante, hoy no la esperaba tan temprano. Quizá por eso sea tan Maravillosa, pues la Felicidad no avisa, no la ves llegar hasta que se va.
Yo la espero sin buscar. Ojalá venga a menudo a visitarme, sí ojalá.

La Felicidad es una sensación nómada, va y viene, viene va.
MiánRos

Anónimo dijo...

No hay una sola vez que pase por tu blog sin ver, sentir y escuchar " Los versos mas tristes", si los escucho se me rompe el corazón, pero si no también.
Besos¡¡