viernes, 14 de noviembre de 2008

“Franky Sustitos”: Capítulo 10

- A la caza del muerto -


Franky Sustitos y Súper Toño estaban deambulando por toda la casa de Franky. Husmeando, vigilando con suma atención. Buscaban a alguien en especial.
- Que conste que hago este trabajo porque eres mi amigo -, le dijo Toño a Franky. – Pero sigo sin creerme que un muerto viviente quiera cargarse a tu familia.
- Si hubieras visto a ese Román Costillas me creerías. Pero tranqui, que tarde o temprano lo verás aparecer.
- Claro, aparecerá con un cuchillo en la mano a lo Viernes 13. ¡Vamos, Franky, deja ya de asustar al personal!
Habían revisado toda la casa. O casi toda. Les faltaba aún el baño.

*****
Susy Sexy se relajaba en el baño dándose una ducha caliente. Muy caliente. Susy, además de ser la hermana mayor de Franky Sustitos, era la chica más cañón y provocadora del instituto. Presumía que se había tirado a los chicos más guapos del centro. Y a los más feos también. Susy Sexy tenía cuerpo para todos. Incluso para algún que otro profesor, para así lograr aprobar con buena nota las asignaturas que más difíciles le resultaban.
Susy tenía los ojos cerrados, mientras el agua le recorría cada parte de su escultural cuerpo. Al tener los ojos cerrados, no pudo visualizar a Román Costillas, al que se le había desencajado la mandíbula al contemplar aquella belleza hecha mujer.
¿Cómo puedo matar a alguien así?, pensó el muerto viviente. Esto se merece otra cosa bien distinta.
Costillas se acercó a la bañera, se metió dentro, de espaldas a la joven, y comenzó a acariciar su pelo, su cara,…
- ¡Edu! -, dijo Susy Sexy sobresaltada. - ¿Cómo tienes el morro de meterte en mi baño? ¿No tuviste suficiente con lo de anoche?
Las caricias de Costillas llegaron a sus orejas, a su cuello,…
- Aisss Edu…. Me estás poniendo a cien… No pares ahora.
Más caricias en sus tetas, en sus pezones rígidos…
- Uffffff… ¡Me gusta, Edu, me gusta! ¡Sigue, sigue!
Caricias en su cintura, en su estrecha vagina,…
- ¡Ahhhh Edu! ¡Se me va a caer la pastilla de jabón! ¡Y pienso agacharme para recogerla, siiiiiiii!
De pronto, alguien golpeaba la puerta del baño con insistencia. Era su hermano Franky. Susy Sexy despierta de su éxtasis y comprueba que está sola.
- ¡Mierda!
La chica se rodea con una toalla y abre la puerta. Franky Sustitos y Súper Toño entran de golpe.
- ¡Ha estado aquí! -, gritaba Franky efusivo. - ¡Puedo oler a muerto!
Susy le tiró de las patillas a su hermano, que se retorcía de dolor.
- ¡Si vuelves a interrumpirme una sesión de ducha, haré que seas tú el que huela a muerto, enano entrometido!
Susy Sexy se marchó enojada del baño, y detrás de ella se fue Súper Toño.
- Estás perdiendo la cabeza, Franky. ¡Con lo joven que eres!
Cuando se quedó solo, a Franky le llamó la atención el interior del water. Se percató de que dentro estaba… ¡la cara de Román Costillas!
- Me has echado a perder la tele y ahora el polvo con tu hermana. ¡La venganza será todavía más terrible!

1 comentario:

Dante dijo...

Insisto, lo de la tele, vaya y pase, pero lo del polvo... es IMPERDONABLE, jaj. Un abrazo.