lunes, 14 de febrero de 2011

Cuentos de Semana Santa: Los inicios

No sólo le tengo un cariño muy especial a la Hermandad de la Vera-Cruz de Brenes (Sevilla), de la que soy hermano nada más nacer, sino también a su boletín anual, que se difunde por mi pueblo en las vísperas de la Semana Santa. Es en ese boletín donde comencé a escribir por primera vez de cara a la gente. Mis primeros textos publicados fueron ahí, en el boletín decano de las Hermandades de Brenes.

Fue en el año 2001 cuando me estrené, pero no con uno de mis cuentos de Semana Santa. Escribí un artículo que se titulaba Por un mundo mejor, ofreciendo esperanzas a los lectores de la Hermandad de que el mundo, por muy mal que estuviera, podía cambiar a mejor con la ayuda de todos. Lástima que meses después de que publicara mi artículo ocurrió el desastre de las torres gemelas de Nueva York, y el mundo en vez de mejorar empeoró más si cabe.

Al año siguiente, aporté al boletín una poesía que se llamaba Diez años de Cruz, y que hacía mención a los diez años que cumplían la procesión de la Cruz de Mayo, la estación de penitencia de las Santas Mujeres (que se recuperó de años atrás) y el camino del Rocío.

Parecía que ese iba a ser mi último trabajo publicado en el boletín, ya que en 2003 no tenía pensamiento de seguir escribiendo, simplemente porque no tenía ni idea de qué escribir. Fue mi tía Manuela Ramos, trabajadora incansable en la Hermandad que pertenecía al equipo de redacción del boletín, quien insistió en que escribiera, soltándome una idea tras otra que pudiera valerme. Ella ha sido la persona que más me ha apoyado en mi oficio de escritor y quien más ha creído en mí y en mis posibilidades. Así que no la podía defraudar.

Por entonces no tenía aún mi estudio, así que una tarde de febrero salí al patio de mi casa y fue allí donde nació el primero de los cuentos de Semana Santa. A mí me había encantado desde siempre escribir relatos o cuentos. ¿Por qué no escribir uno que hablara de la Hermandad, de sus imágenes veneradas? Dicho y hecho. Almas hermanas se publicó en el boletín de 2003, gustando mucho a los hermanos que lo leyeron y dándome pie a seguir año tras año escribiendo un nuevo cuento veracrucista. En 2008 los reuní todos (junto a otros inéditos) en un libro que publiqué en la Editorial online Bubok, mi primer libro publicado en esa plataforma, y que no podía llevar otro título que no fuera el de Cuentos de Semana Santa.