lunes, 2 de febrero de 2009

Libros prohibidos 4: Centurias astrológicas

Michel de Nostredame, Nostradamus, fue un gran médico en la Francia del siglo XVI. Su milagroso tratamiento contra la enfermedad de la peste le dio fama y prestigio en todo el país.
Sin embargo, por lo que realmente Nostradamus pasó a la historia fue por sus visiones catastróficas. Desde niño ya las tenía metidas en su cabeza, desvelándole y atormentándole noche tras noche. Esas desagradables visiones de hechos futuros no dejaron de sucederse en Michel con el paso de los años. Así, hasta ir anotándolas como cuartetos rimados en un libro que publicó en 1555 con el nombre de Centurias astrológicas. De esta manera, el mundo podría salvarse de su autodestrucción gracias a sus profecías, según el médico y astrólogo francés.
Este libro trajo mucha polémica debido a uno de los sucesos que relataba en sus páginas: la inmediata muerte de Enrique II, rey de Francia. Enrique II condenó el libro por tratarse de una obra llena de falsedades y a su autor, al que quiso envenenar por atreverse a escribir tal barbaridad. Lo que el rey de Francia no esperaba, ni ningún otro francés, es que esa profecía se haría realidad tal como la describió Nostradamus.
A partir de este acontecimiento, muchos comenzaron a repudiar las centurias de Michel de Nostredame por creer que era un tratado de brujería obra del Maligno. La Iglesia Católica era la más reacia a que se leyera ese libro y lo condenó tanto como al propio Nostradamus.
A pesar de los castigos y las censuras que sufrió, las Centurias astrológicas han conseguido llegar a nuestros días. En el libro, se profetiza, entre muchas otras cosas, la llegada de tres grandes guerras (I Guerra Mundial, II Guerra Mundial y Guerra de Vietnam), la figura de un líder que sembraría el terror en la humanidad (Hitler) y el fin del mundo, que es la profecía que más repercusión y más controversia ha levantado en nuestra sociedad, debido al año en que se produciría. Que si era en 1999, en 2001, 2012, o será en el año 3797,… De tantos años que han dicho ya, en alguno tendrán que acertar, digo yo. O puede que el que no acertara en su predicción fuera Nostradamus, ya que en sus trabajos hay muchas suposiciones y pocos datos concretos: se cree, se espera, se prevé, podría ser,…

1 comentario:

Dante dijo...

Interesante lo que nos contás de Nostradamus. Algunas cosas había leído, pero otras las desconocía. Buena entrada. Aporta. Un gustazo leerla.